Comencemos entendiendo la necesidad de ingresos mensuales

Para establecer el precio, se debe evaluar cuáles son los costos del gimnasio fijos y variables que tu estudio o gimnasio tiene. A partir de ese análisis, sabrás cuál es la necesidad mensual de ingresos de tu negocio.

Imaginemos que los gastos de tu gimnasio están dentro del siguiente escenario:

  • Alquiler del espacio, cuenta de luz, teléfono y agua: $ 15.000,00;
  • Gastos de sueldos y cargas sociales: $ 10.000,00
  • Mantenimiento de equipos, inversiones puntuales y gastos imprevistos: $ 5.000,00.

Siendo así, tu gimnasio tiene un costo operativo de $ 30.000,00 por mes. Recaudar al mes ese valor exacto no genera ganancia, pero evita pérdidas y debe ser el mínimo de cada mes.

 

Establece el margen de ganancia deseado

A continuación, debemos entender cuál es el margen de ganancia que se desea tener. Ese margen es responsable por sustentar el crecimiento del negocio y también por garantizar tu remuneración. Al mismo tiempo, no puede ser demasiado grande para no encarecer la mensualidad.

Por lo general, lo recomendado es pensar en un margen  entre 15 y 30% del valor de la facturación mensual. Usando el ejemplo que citamos, si establecemos el 20%, el gimnasio va a precisar generar $ 37.500,00 por mes. De ese valor, $ 30.000,00 van para los gastos y $ 7.500,00 corresponden al margen de ganancia del 20%.

Para llegar a la facturación total deseada, ya con el margen de ganancia, usa la siguiente fórmula:

Facturación total deseada = (Valor de los gastos mensuales)/(1 – margen de ganancia)

Siendo el margen de ganancia del 20%, es decir 0,2, los gastos deben ser divididas por 0,8. Si estableciéramos un margen de ganancia de 25%, debería ser divido por 0,75, y así sucesivamente.

 

Entiende más sobre el público

Para prorratear ese valor entre los clientes, es necesario conocer todo sobre la cantidad y el comportamiento de los clientes. Digamos que a tu gimnasio tiene 500 m² y una taza de ocupación de 1 alumno por metro cuadrado.

Siendo así, hay una capacidad para 500 alumnos. Considerando que todos ellos sean recurrentes, la mensualidad se calcula de la siguiente forma:

Valor de la mensualidad = Facturación total deseada / Capacidad de clientes

En ese caso, el valor es calculado así:

Valor de la mensualidad = 37500/500 = $ 75,00


RECORDEMOS QUE ESTOS VALORES SON A TÍTULO DE EJEMPLO, SOLO PARA ILUSTRAR LOS CÁLCULOS


Si consideramos que el 10% de los clientes serán clientes morosos en el gimnasio o no renovarán la cuota al mes siguiente, tu capacidad virtual cae a 450. Entonces, el valor de la mensualidad pasa a ser de $ 84,00, aproximadamente.

 

Analiza a la competencia

Entonces el análisis interno de datos es muy importante para definir el precio de la cuota de tu gimnasio, y también es fundamental pensar en la competencia. Al hacer eso, te garantizas un valor competitivo para tu negocio.

Si establecemos el valor de la mensualidad en $ 80,00 y tus competidores tienen una media de $ 70,00, vas a necesitar ofrecer más servicios y valor agregado para justificar el precio o necesitarás bajar ese valor para ser competitivo.

De la misma forma, si cobras $ 80,00 y tu competencia cobra $ 100,00, hay posibilidad de que aumentes el margen hasta $ 90,00. Entonces seguís estando debajo, haciendo tu gimnasio más atractivo para los clientes, pero tienes un margen de ganancia mayor.

 

Entonces, cómo definir el precio de la membresía

Siguiendo esos pasos, serás capaz de encontrar el precio de la membresía más adecuado para cobrar por tus servicios fitness. Para mantenerte relevante y competitivo, observa siempre a la competencia y haz las modificaciones de manera dinámica y de acuerdo con la demanda de tu público.


Te recomendamos leer: ¿Por qué y cómo subir los precios del gimnasio?