1. Liquidación de Pagos

La liquidación de pagos de un gimnasio debe representar hasta un 35% de la facturación. De esa forma, va a estar bajo control, ya que, un error puede impactar directamente en la ganancia.

Para contener este gasto, se debe crear un organigrama interno. O sea, una planilla en la que el gestor pueda tener la visión sistémica del negocio y, así, tendrá las herramientas para establecer, por ejemplo, el número exacto de personas para atender el cuadro de horarios disponibles en el gimnasio.

Un error común es llegar a disminuir el volumen de clases sin un criterio, buscando reducir costos del gimnasio. En lugar de hacer esto, es posible establecer una planificación de pago de las clases, estableciendo categorías de acuerdo a la cantidad de público que consume los servicios, y de esa manera equilibrar la liquidación de esos pagos.

Hay maneras de lograr que tu salón de clases sea realmente rentable, y te lo contamos en nuestra nota de Blog > LEER NOTA <

 

2. Alquiler

Este es uno de los costos fijos y, por eso, no tenemos cómo disminuirlo. Entonces, lo que podemos hacer es optimizar al máximo el espacio del gimnasio. Es posible mejorar la relación del costo del alquiler al aumentar el área de producción. Algunos consejos son: redimensionar el tamaño de la recepción, aumentar la sala de clases grupales o sub alquilar salas vacías para no dejar el espacio inutilizado.

3. Servicios

El costo referente a utilidades está relacionado con gastos comunes, como agua, energía eléctrica o gas. El principal error en relación con esto es el descontrol.

Es aconsejable tener equipamientos que consuman menos. Los equipamientos viejos suelen tener problemas y gastan más que los nuevos. La tecnología en los últimos 10 años evolucionó y ayuda a la reducción de costos. La iluminación led contribuye para la reducción de costos y tiene una vida útil mucho mayor. De ser posible siempre es bueno aprovechar la luz natural.

 

4. Mantenimiento e Insumos

En el mantenimiento, la regla básica es comprar en grandes cantidades y, principalmente, regular el uso de los materiales de consumo. Para eso, es necesario negociar con los proveedores y crear una rutina de “mantenimiento preventivo” en el gimnasio para no caer en gastos de reparaciones.

Otro consejo para contener este costo es crear un cronograma de limpieza y estipular frecuencia y método de limpieza. Por ejemplo, cambiar la manguera para usar balde, es una manera de bajar el consumo de agua.

 

5. Servicios contratados

Los servicios contratados son todos aquellos que se necesitan por un período determinado. O sea, un servicio de informática o de marketing, por ejemplo. Para contener este costo es importante especificar lo que el gimnasio necesita y, así, optimizar el servicio contratado.

Se debe tener en cuenta si existe la necesidad de contratar una persona que esté disponible para solucionar problemas primarios del gimnasio, como la reparación de una cañería, por ejemplo, o identificar la necesidad de tener contratos fijos con prestadores de servicios.

Entonces, esos costos también son los principales de tu empresa, ¿verdad? ¿Te gustaría conocer un sistema de administración que además de controlar las ventas, mejorar la cobranza y ayudar con la fidelización de clientes, te permita manejar todos los movimientos financieros de tu negocio? > CONOCE EVO <