Conseguir equilibrar la vida personal con la rutina de trabajo después que tu papel como gestor de gimnasio está en acción, es un desafío constante para casi todos los emprendedores.

La vida personal termina confundiéndose con la corrida del día a día de trabajo imposibilitando que las dos áreas reciban la atención adecuada. O el negocio pierde productividad, o la calidad de vida se pierde por completo.

Es triste, pero la verdad es que uno de los grandes villanos en este caso es la propia formación del profe de gimnasia…

¡Opa! 😉

Piensa conmigo:

  • ¿Cuánto tiempo durante tu formación profesional estuviste en contacto real con la administración y gestión de un gimnasio?
  • ¿Imagínate si los termos financieros para la gestión de un gimnasio fuesen estudiados como se ven los músculos en una clase de anatomía?
  • ¿Piensa cómo sería si en las clases de pedagogía además fuesen discutidos elementos esenciales para tornar un líder inspirador en el gimnasio?

¡No todo está perdido! Para optimizar tu productividad y conseguir optimizar mejor tu tiempo como gestor de gimnasio y conseguir transformar esa rutina menos exhaustiva, te dejamos algunos consejos que podrán ayudarte a rendir más en tu día a día.

 

Organiza tu día con la estrategia D+3

Mantener una rutina organizada, ya sea en casa o en el trabajo, es esencial para volverse más productivo y aprovechar mejor las horas del día.

Analiza tus compromisos de trabajo (técnicos y administrativos) y verifica cuáles puntos pueden ser mejorados para dejar tu día más organizado y consecuentemente más productivo.

Piensa siempre en 3 días adelante. O sea, el D del día actual más 3 días.

 

Crea una rutina frecuente de conclusión de tareas luego del inicio del día

Dicen que concluir pequeñas tareas por la mañana te da una sensación de conquista en los primeros minutos del día. Como por ejemplo tender la cama antes de tomar tu café.

El Gestor de gimnasio es una persona que resuelve problemas, con los recursos que tiene a mano lo más rápido posible. Por eso, planifica tu día a día siempre antes de iniciar la jornada de trabajo, colocando tareas rápidas para que sean concluidas con éxito.

Validar rutinas de entrenamiento, aprobar presupuestos, responder e-mails de clientes. Todas tareas que son rápidas y evitan frenarte para el resto de las tareas del día, interfiriendo y comprometiendo  tu tiempo de forma innecesaria.

 

Sé fiel a los plazos establecidos

Ser organizado y cumplir tus horarios son hábitos indispensables para que un gestor de gimnasio sea más productivo en el trabajo.

Entonces, que el reloj se vuelva tu mejor amigo. Planea, organízate y cumplí todas las actividades en los plazos y horarios establecidos.

Esa práctica se volverá un hábito y te vas a sentir mucho más productivo al final de cada día.

Un detalle que no es tenido en cuenta es que cuando te convertís en un gestor de gimnasio más responsable al lidiar con plazos, indirectamente causas un efecto en tu equipo volviéndolos más “cumplidores de plazos”.

Entonces, en poco tiempo, no solo tú como gestor, sino también tu equipo, tienden a ser vistos con más credibilidad por los clientes, colegas y asociados.

 

Utiliza la tecnología y software para gestionar el gimnasio a tu favor

Definitivamente no tendrás éxito como gestor si no utilizas un software para gestionar el gimnasio que te ofrezca y proporcione la información necesaria para la toma de decisiones estratégicas.

Tener acceso a reportes financieros, técnicos, operativos y de atención hacen una diferencia brutal en la calidad y eficiencia como gestor.

Cualquier profesional que tenga como objetivo tener un gimnasio, necesita elegir un software como herramienta.

No hay otra opción.

Basta mirar los gimnasios y cadenas exitosos, verifica si alguno de ellos aún trabaja con fichas manuales, confirma si no poseen un CRM para Gimnasios, compara las soluciones extra ofrecidas para los clientes como por ejemplo una App para Gimnasios.

Y para finalizar es fundamental para mantener tu libertad de tiempo y hasta tu productividad a todo vapor, la elección de un software para gimnasios que sea online, de esa forma vas a poder acceder a los datos para la gestión del gimnasio desde cualquier lugar, con un solo clic.

Un consejo que realmente puede hacer la diferencia en tu negocio EN ESTE MOMENTO, haz CLIC AQUÍ  para ver cómo puede ayudarte EVO a mejorar tu productividad como profesional al frente de la gestión de tu negocio.